Izamal, Yucatán

Ubicado a 40 minutos al sureste de Mérida, Izamal, un pueblo pintado de amarillo, es accesible por una buena carretera. Al norte de Izamal está Motul, mientras que al sureste se ubica Chichén Itzá. Vale la pena conocer este lugar porque se trata tant

Izamal está a 40 minutos al sureste de Mérida. Es un pueblo pintado de amarillo que es accesible por una buena carretera. Al norte de Izamal está Motul, mientras que al sureste se ubica Chichén Itzá. Desde Mérida, los autobuses parten cada media hora y tienen un costo de 24 pesos ó 2 dólares aproximadamente; lleva una hora y 15 minutos llegar ahí.

El monje franciscano Fray Diego de Landa construyó el convento más grande de América a principios del siglo XVI. El Convento de San Antonio de Padua se ubica en la cima de una antigua contrucción maya que servía de templo. Esta estructura se conoce con el nombre de Pop-hol-Chac, cuya piedras fueron desmontadas para la constrcción del convento.

Dos gigantescas estructuras pre-hispánicas son todavía visibles en Izamal desde una distancia considerable y en cualquier dirección.

La primera es una gran pirámide dedicada al dios maya del sol, Kinich Kak Mo, con una base que cubre una superficie de casi una hectárea de terreno. Tiene un volumen de aproximadamente 700 mil metros cúbicos. Sobre esta gran base se ubica una pirámide de 10 niveles.

La segunda estructura es la que se ha llamado "acrópolis", previamente denominada Popol Chac. Se trata de un gran montículo hecho por el hombre y construido a lo largo de varios siglos. Originalmente, fue la base de palacios urbanos y templos.

Se ha hecho poco trabajo arqueológico en Izamal, pero se sabe que esta era ya una ciudad importante al principio del periodo clásico, aproximadamente en los años 200 d.C, más de 80 estructuras arqueológicas importantes han sido trazadas para un mapa de la ciudad.

Izamal fue la primer sede de los Obispos de Yucatán antes de que ellos fueran mudados a Mérida. El primer Obispo de Yucatán, Diego de Landa vivió aquí.

El Papa Juan Pablo II visitó Izamal en agosto de 1993 y ofició una misa para los indígenas de México y de Centro América. Así mismo, regaló a la estatua de la Virgen una corona de plata.

Si usted planea visitar Izamal, considere hacerlo en Martes, Jueves, Viernes y/o Sábado, ya que en esos días se presenta un magnífico espectáculo de luz y sonido acerca de la cultura maya. Sin lugar a dudas, esta será la mejor manera de disfrutar este pueblo mágico.