Leones Marinos en Los Cabos, México

Quien ha visitado un parque de diversiones marino, sabe que el día no está completo sin el espectáculo que montan unos excelentes nadadores, naturalmente simpáticos, de color negro y que conocemos como focas. Sin embargo, estos juguetones mamíferos s

Quien ha visitado un parque de diversiones marino, sabe que el día no está completo sin el espectáculo que montan unos excelentes nadadores, naturalmente simpáticos, de color negro y que conocemos como focas. Sin embargo, estos juguetones mamíferos son realmente leones marinos generalmente de la variedad de California. Las diferencias entre los leones marinos y las focas son sutiles, básicamente mientras que los leones marinos tienen orejas (por lo que también se les conoce como focas orejonas) y abundante pelaje que les sirve como aislante para el frío, las focas carecen de ambas cosas. Se cree que los leones marinos descienden de un mamífero parecido al oso, las focas de uno parecido a la nutria.

Los machos llegan a pesar hasta 225 kilos, las hembras suelen pesar la mitad. En la época de reproducción, un macho reune a cuantas hembras puede para formar un "harem". Las hembras dan a luz a una cría despues de 12 meses de gestación, generalmente entre junio y julio. La madre amamanta a la cría por un promedio de 8 meses, a veces más. Los leones marinos son los únicos mamíferos que producen leche sin lactosa.

Los leones marinos son extremadamente sociables y adaptabes. En estado salvaje se encuentran lo mismo en el frío glacial de Alaska que en el calor tropical de Baja California. Sobre tierra son bastante torpes, se les puede ver sobre las rocas o en la playa, sobre boyas incluso, tomando el sol apaciblemente aunque la mayor parte del tiempo lo pasan cazando en el mar. Una vez en el agua se convierten en unos verdaderos torpedos, alcanzando velocidades de hasta 40 kilómetros por hora. Juegan, persiguen y cazan escuelas de peces y calamares.

Su natural carisma y su aguda inteligencia, comparable a la de un perro, los ha llevado no sólo a ser la estrella de espectáculos acuáticos y circos; los leones marinos también han sido entrenados para realizar rescates en el mar y a participar en misiones de inteligencia naval; y ellos parecen disfrutar de la convivencia con el hombre.

Una manera de saber esto es midiendo su reproducción en cautiverio, que es abundante, por lo que no se han tenido que capturar leones marinos salvajes en muchos años. Por el contrario, su población en estado salvaje ha disminuído últimamente, principalmente por la afectación que sufre su hábitat y porque suelen enredarse en redes de pesca. Aun así, no se les considera una especie en peligro de extinción.

En Los Cabos encontrará abundantes poblaciones de leones marinos en estado salvaje, típicamente sobre las rocas frente a la caleta de Cabo San Lucas. Admírelos cuando ladren como perros o agiten sus aletas como aplaudiendo. No puede haber bienvenida más cordial.

Artículos relacionados

Parque Acuático CICI
Acapulco
Henequén - El oro verde de Yucatán
Mérida
Chankanaab
Cozumel
Xel-Ha
Riviera Maya
Xcaret, Parque Eco-Arqueológico
Riviera Maya