José María Morelos y Pavón

Después de tomar las ciudades de Guanajuato, Celaya y Valladolid, Hidalgo y su cándido pero numeroso ejército tomaron un descanso en la ciudad de Charo, en octubre de 1810. Más tarde Cuando se disponía a partir, un sacerdote mestizo se acercó a Hidal

Después de tomar las ciudades de Guanajuato, Celaya y Valladolid, Hidalgo y su cándido pero numeroso ejército tomaron un descanso en la ciudad de Charo, en octubre de 1810. Más tarde Cuando se disponía a partir, un sacerdote mestizo se acercó a Hidalgo para manifestarle simpatía por su causa y el deseo de unírse a la lucha. Entonces Hidalgo le encomendó reunir un ejército por el sur y tomar el puerto de Acapulco con el fin de detener el comercio con Asia, uno de los principales recursos económicos de España.

Unos meses más tarde Hidalgo fue capturado y fusilado por las fuerzas Realistas. Aunque insipiente, la causa independiente habría decaído totalmente de no ser por aquel sacerdote de Valladolid, quién después del encuentro reunió un ejército de indígenas, negros y mulatos con el que logró controlar los territorios que ahora ocupan los estados de Michoacán, Morelos, Puebla, Oaxaca, Guerrero y Veracruz. Se trataba de José María Morelos y Pavón y bajo su mando la lucha insurgente alcanzó su etapa más certera.

Huérfano de padre desde los 14 años, Morelos tuvo que trabajar en la hacienda de su tío para sostener a su madre. Sin embargo, en sus ratos libres se dedicó con ahinco a estudiar gramática, latín y español de manera autodidacta. Aunque nunca se casó ya tenía tres hijos cuando fue ordenado sacerdote católico en 1797, a los 32 años. Mucho se especula acerca de su ascendencia negra o indígena; lo que es seguro es que su condición mestiza le valió la simpatía de las masas y fue determinante para perfilar sus ideales independentistas.

En un discurso pronunciado en Oaxaca se opuso abiertamente a la esclavitud; declaró que los nacidos en América debrían verse los unos a los otros como iguales y como legitimos dueños de la tierra donde nacieron. Más tarde escribió Los Sentimientos de la Nación, una declaración de principios que entregó al Congreso Nacional de Chilpancingo en 1813 y sobre la que se fundamentó la moral y la política durante los arduos años que siguieron. El congreso le otorgó títulos como "Alteza" y "Generalisimo" que Morelos rechazó autonombrándose humildemente "Siervo de la Nación".

Fue capturado en su tierra y fusilado como traidor por los realistas al norte de la Ciudad de México en 1815. Le sucedió el general Vicente Guerrero al mando de la rebelión. Se le honra en los nombres de la ciudad de Morelia (antes Valladolid), el estado de Morelos e incluso en el nombre de un barco estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial: el SS Jose M. Morelos.